Reseña – Trilogía MaddAddam de Margaret Atwood

Margaret Atwood es junto a Úrsula K LeGuin una de las autoras que más ganas tenía de leer y una vez más gracias a la iniciativa de LeoAutorasOct he podido quitarme la espinita (que ha sido reemplazada por un gran tronco de árbol, pues quiero seguir descubriendo sus historias). ¿Queréis saber qué me ha parecido?

MaddAddam

Autora: Margaret Atwood
Libros pertenecientes a la trilogía: Oryx y Crake, El año del diluvio, MaddAddam.
Años de publicación: 2003 – 2009 – 2013
Leído en: Inglés y catalán
Género: ciencia ficción especulativa, post apocalíptico.
Puntuación:5koalastars
Resumen: En un futuro no muy lejano, donde las grandes corporaciones científicas y tecnológicas son las que controlan el mundo a su antojo a base de experimentos genéticos, un virus mortal arrasa el 99% de la población. ¿Será este el final de la humanidad?

En esta trilogía Margaret Atwood nos presenta un futuro que desgraciadamente se parece demasiado al nuestro: complejos enteros pertenecientes a corporaciones en los que sus trabajadores tienen todo lo necesario para no salir de ellos, vigilancia extrema, completa manipulación del gobierno y los medios de comunicación por parte de estas corporaciones, animales que se extinguen, polos que se derriten, climas que cambian y una sociedad occidental completamente dividida entre aquellos que viven y trabajan en los complejos y los que deben buscarse la vida entre la pobreza y la violencia de las plebillas (pleeblands en inglés, de plebe).

Viendo tal desastre en el que hemos convertido nuestro planeta es normal que alguien se pregunte si vale la pena que los humanos continuemos en la Tierra y si unos seres superiores lo harían mejor. De esta idea descabellada por parte de uno de los personajes nacen el virus y los Crakers, el virus acabará con prácticamente toda la humanidad para que estos nuevos seres, creados a partir de la manipulación genética nos releven, unos seres pacíficos, herbívoros, sin sueños ni ambiciones que les lleven a cometer los mismos errores que nosotros.

Pero no sólo en la ambientación de este futuro distópico y post apocalíptico destaca la narración de Margaret Atwood, sus personajes son igual de reales y tridimensionales. Una de las cosas que más me llamó la atención en el aspecto de caracterización fue el personaje de Jimmy o el Hombre de las Nieves. Es presentado como el amigo gracioso, el que no es necesariamente guapo pero se las apaña para estar siempre con una tía diferente, sin grandes ambiciones en la vida que se ve metido de lleno en una situación que le sobrepasa y que no sabe solucionar. No sé vosotros pero no he visto muchos protagonistas tan normales (que no planos), es como si cogiéramos al segundón de turno y lo pusiéramos en el lugar del protagonista pero sin cambiarle un ápice su personalidad, es una persona normal y corriente exactamente como tú y yo que hace lo que puede y no por ello toma las decisiones más correctas.  En este aspecto de normalidad absoluta me recuerda al personaje de Control de la trilogía de Southern Reach característica por la que a muchos se les hizo cuesta arriba Autoridad  (en realidad mientras leía MaddAddam me vino a la mente más de una vez el trabajo de Jeff Vandermeer pese a que no son dos gotas de agua que digamos).

oryxycrake
No podían haber escogido mejor cuadro.

Siguiendo con los personajes, en El año del diluvio tenemos a  Ren, la ingenua empedernida, que por muy mal que vaya todo siempre sueña en encontrar una solución y que todo vaya bien; a Amanda y Zeb, los luchadores que se sirven de su ingenio y adaptabilidad, a Adam el misterioso fundador de Los Jardineros de Dios y a Toby, mi personaje favorito. Puede que a algunos les parezca fría y seca (como es descrita en varias ocasiones por los niños) pero para mí es junto a Jimmy de los personajes más reales, producto de una vida dominada por el miedo, las dudas y las ganas de poder al fin descansar. La parte en MaddAddam con sus celos y sus comeduras de coco me encantó, porque son aspectos muy normales en la vida de toda persona pero no por ello debemos actuar en ellos ni dejar que nos guíen.

El tercer puntal básico en esta obra de Margaret Atwood es su estilo. Claro, evocativo y con un toque de humor sutil que convierte a esta trilogía en una lectura rápida pero no por ello ligera ni mucho menos. Sin olvidar el cambio de narradores de libro a libro, adaptando cada capítulo a un estilo determinado que ayuda a que nos sumerjamos aun más en esta historia de supervivencia y advertencia. ¿Queremos seguir así? de hacerlo, ¿sobreviviremos?

Como veréis realmente no tengo nada especialmente negativo a decir. Puede que a veces el ritmo flaquee, que llegados a MaddAddam, el tercer libro de la trilogía, sintamos que hay partes repetitivas (si los lees de seguido como hice yo)pero más allá de esto poco puedo decir.

Si queréis disfrutar de una historia interesante tanto a nivel narrativo como ideológico y vislumbrar en lo que bien podría ser nuestro futuro en poco más de cien años, no dudéis en adentraros a este nuevo y devastado mundo. Por mi parte, como decía al principio, ahora más que nunca quiero seguir leyendo lo que Margaret Atwood tiene que contar, empezando por El cuento de la criada.

Por cierto, que buscando cositas de los libros, leí que la HBO tiene los derechos para hacer una serie de la mano de Darren Aronofsky y la verdad es que no sé muy bien qué pensar sobre ello… ¿y vosotros?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s