Reseña| El cuento de la criada, de Margaret Atwood

¡Buenas!

Hoy toca reseña y como podéis ver en la imagen ha llegado el momento de El cuento de la criada, de Margaret Atwood. Para celebrar la reedición de la novela se organizó una lectura conjunta en Adopta una Autora durante el mes de mayo y aunque leí el libro durante la primera semana me ha costado interiorizar todo lo leído y hasta ahora no he podido escribir la reseña. ¡Espero que os guste!

El cuento de la criada

Autora: Margaret Atwood
Año de publicación: inglés: 1985 | Reedición española: Abril 2017 Ed. Salamandra
Título en inglés: The Handmaid’s Tale
Páginas: 416
Género: Distopía/ ciencia ficción especulativa
Puntuación: Margaret Atwood, libro feminismo el cuento de la criada
Resumen: En la república de Gilead se han suprimido las libertades y los derechos, sobre todo los de las mujeres. ¿Cómo vive y sobrevive una mujer de la que sólo se espera que procree y obedezca?

No puedo decir cuándo escuché el nombre de Margaret Atwood por primera vez, pero sí que la empecé a leer el año pasado. Sabía que una de sus obras más famosas y conocidas era El cuento de la criada pero no fue ésta la primera novela suya que leí, fue Oryx y Crake —quería algo corto pero al descubrir que en realidad era una trilogía acabé leyéndola entera, viva yo. Luego supe que iban a reeditar el libro en abril y decidí esperarme para comprarlo y así también leerlo para ver después la serie y tenerlo todo fresco en la memoria. ¿Todo esto porqué lo cuento? Porque tenía una idea de lo que me esperaba ligeramente diferente de lo que me encontré, y porque no creo que se me olvide jamás nada de esa novela. Me ha encantado y provocado ansiedad a partes iguales.

Como muchos ya sabéis, con El cuento de la criada Margaret Atwood nos presenta una sociedad teocrática que ha surgido en Estados Unidos casi de un día para el otro. En ella las mujeres han sido despojadas de sus derechos y libertades y son usadas como esposas o criadas. De estas últimas en realidad hay dos tipos: tenemos las llamadas Marthas, que representarían lo que más comúnmente se entiende por criada, una mujer que limpia, cocina, plancha, etc. y luego tenemos las Criadas que dan título a la novela, que sirven para poco más que para parir, ayudando a los hombres a procrear. En esta sociedad extremadamente jerarquizada y religiosa la mujer que es fértil es un tesoro, la que no, tendrá una vida corta y difícil. (Porque obviamente los hombres no pueden ser infértiles, toda la responsabilidad es de la mujer… *)

Como el título da a entender, pues, nos encontramos ante la historia de una de estas criadas, de una mujer que sirve a una familia adinerada con el sólo propósito de hacer la compra diaria y, una vez al mes, abrirse de piernas y esperar a que la biología humana haga de las suyas.  Desde su punto de vista conoceremos esta sociedad en la que las mujeres son tratadas como poco más que objetos y sentiremos que poco a poco se nos encoje el corazón al ver que en realidad, la novela tiene poco de ficción.
Pese a estar escrito en 1984 el libro destila cierto aire de atemporalidad que hace de su lectura algo mucho más real y cercano. Quizá, además, por los tiempos convulsos en los que vivimos y en los que todo lo relacionado con la mujer y sus derechos, sobre todo los relacionados con su propio cuerpo, están a la orden del día. El cambio de paradigma social que se vive en la novela puede parecer en un principio exagerado, algo que creemos al leer en una ficción pero que jamás creeríamos en la vida real. Pero no creo que sea así. Como dice Margaret Atwood en la introducción, la Segunda Guerra Mundial sorprendió a Europa, como dice este artículo ya hay países en los que se dan situaciones parecidas y como ocurre en Estados Unidos, el clima de confusión política que se vive día a día desde que Trump fue nombrado presidente esconde muchas de las decisiones retrógradas que se toman y aceptan en los diferentes Estados. La historia nos ha mostrado de lo que somos capaces en tiempos de miedo y confusión y por ello creo que El cuento de la criada debe ser leído como un aviso, una posibilidad de la que huír. No es bonito, pero quizá así más de uno abra los ojos.

Volviendo estrictamente a la novela. Ésta está narrada en primera persona, desde el punto de vista de una criada llamada Defred (Offred en inglés) que de manera natural y fragmentada nos va cuenta su día a día en la república de Gilead y nos recuerda su pasado como mujer libre. Es así, con ella, que vamos descubriendo los oscuros secretos de esta nueva sociedad y es también con ella que ansiaremos volver a ser libres, pero ¿lo lograremos?
El estilo de Atwood es directo en sus descripciones y pese a que presente y pasado se intercalen sin previo aviso o que los diálogos y los pensamientos se mezclen no hay momento en el que el lector se pierda o en el que su interés desfallezca. Todos los personajes, por poco que aparezcan, logran dejar huella en nosotros y tienen su momento propio con el que acaan de redondear la novela expandiendo la visión de ese mundo de pesadilla en el que ni los privilegiados son realmente libres.

tumblr_op4t51f1pf1qgfscco1_540
Tengo ganas de ver la serie y a la vez no T_T

Definitivamente este no es un libro para pasarlo bien o para desconectar. Es un libro que da que pensar, que entretiene porque te absorbe y te transporta a ese mundo de congoja y violencia y sí, al apartar los ojos piensas menos mal, pero luego viene el ¿y si me encontrara en esa situación? Aunque se pone el foco en la mujeres, en el libro también se ve como en Gilead se persigue a todo aquél que no sea cishetero y blanco o que no comparta la fe principal. Haber leído este libro como mujer me hace verlo de un modo más personal, es cierto, pero creo que muchos pueden alcanzar ese sentimiento de intranquilidad, ya sea por su sexualidad, su identidad de género o su religión. Y si no, espero que por empatía sean capaces de entender el porqué de la importancia de este libro. En una época en la que las distopías están tan en boca de todos, en un tiempo en el que 1984 de Welles ha vuelto con fuerza a la lista de los libros más vendidos, muchos necesitan  ampliar esa terrible visión del futuro con El cuento de la criada.

Sé que me ha quedado una reseña muy apocalíptica y bastante más seria de lo que acostumbro, pero el libro lo merece. Espero que aún así os haya gustado ^^

Por último diré que, si vas a leerlo y hay en tu edición una introducción, no la leas. Yo nunca lo hago, no me gusta saber de antemano qué voy a encontrarme, y me alegro de haberlo hecho aquí también puesto que desconocía por completo el final de la novela y ha sido uno de los mejores momentos de su lectura. Algo que hace que la visión en conjunto de la obra literaria se vea alterada, en mi caso hacia mejor. Aunque por Twitter ya he visto que hay gente a la que no le ha gustado 😉

 

*Por favor, que se entienda el sarcasmo no fotem.

 

Anuncios

4 comentarios sobre “Reseña| El cuento de la criada, de Margaret Atwood

  1. Hola! Acabé este libro anoche y aún sigo dándole vueltas. Creo que este libro no deja indiferente a nadie, sobre todo con la que está cayendo en la actualidad. Muy buena reseña.

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s